Revolución islámica en Irán (1953 – 1979)

(by Aritz N.Z.)

Introducción

El mundo Islámico, tan alejado del mundo europeo y de las costumbres de occidente, es todavía un mundo del que apenas contamos con información para poder entender y analizar la complejidad de todos los cambios que se han ido produciendo a lo largo de la segunda mitad del siglo XX. Realmente cualquier persona que se disponga a realizar un estudio sobre algún país concreto, en un momento concreto de su historia, se dará cuenta de que no existe prácticamente información a la que podamos acceder. No me refiero a que no existan libros que traten el tema, sino la falta de libros que traten el mismo tema, para poder comparar la información, analizar, entender y después llegar a conclusiones sobre el proceso del cual queremos hacer un estudio. La influencia marcada por las potencias capitalistas europeas y Estados Unidos hace que para aquellas personas que apenas tenemos un punto inicial para comenzar a hacer un trabajo sobre el mundo islámico, lo hagamos quizás desde la perspectiva que hemos conocido gracias a la televisión y a las noticias sobre guerras que se están librando. Todo ello nos puede llevar a confundirnos o a tomar una visión inicial errónea que marcara nuestro trabajo.

El siguiente trabajo trataremos de analizar y entender el proceso que está marcando todavía a día de hoy a la republica islámica de Irán. Comenzando con una visión sobre como estaba la sociedad a mediados del siglo XX y como se fue formando el espíritu de cambio revolucionario. El cual marcaria un antes y un después en la republica islámica de Irán.

Orígenes de la Burguesía Revolucionaria

            La industrialización trajo consigo un gran reforzamiento del poder del estado, lo que ayudara a la burguesía a consolidarse fuertemente gracias a su participación al desarrollo del país. Las primeras medidas que se adoptaron para que la industrialización comenzara a dar buenos frutos, fueron las adoptadas por Réza Sha, el cual cobro importancia gracias a las rentas petroleras que obtuvo de la compañía Anglo-iraní en 1932. La empresa que había sido dirigida por Réza Sha Pahlevi desde 1925 a las ordenes del estado, el cual impuso ese modelo autoritario para el desarrollo económico del país, se vio interrumpido cuando la segunda guerra mundial comenzó a marcar el devenir de las grandes naciones capitalistas que tanto tenían aun por ganar. Dos bandos se enfrentaron, la voluntad popular y política de hacerse con el control de la producción de petróleo y en contra los intereses capitalistas de las potencias occidentales. Dentro de este papel explotador tenemos Gran Bretaña y Estados Unidos, esta último sobretodo se jugaba mucho en el ámbito económico con estas protestas en contra. En 1953 se puso fin a los intentos de nacionalizar el petróleo mediante un golpe de estado contra el gobierno de Mossadeq.

En los años posteriores se vendría a dar otro cambio con el nombre de revolución Blanca, lo que hizo que se llevaran a cabo ciertas reformas, especialmente la agraria y la de la industrialización. Todo esto trajo consigo la caída de la burguesía local en favor de una nueva clase de tecnócratas, la burguesía de la clase media, pero también en favor de una clase obrera basada en la industria urbana. Los terratenientes desaparecieron del paisaje rural y la gran mayoría de ellos decidió invertir su capital en la especulación de la tierra y en el ámbito inmobiliario. Lo que afecto principalmente a Teherán.

Todas estas inversiones se llevaron a cabo de la mano casi exclusiva del estado, el cual era el único gestor de los beneficios que el petróleo producía. Detrás de todo esto, el estado contaba con la participación de las grandes empresas internacionales tanto técnica como financieramente. Lo que obstaculizo el desarrollo de un capitalismo independiente. Todos aquellos que tenían grandes influencias con gente en la corte, tenían via libre para establecer negocios en el país con las empresas internacionales. Todos estos burgueses fueron acumulando grandes fortunas gracias a los negocios en el extranjero, mas aun desde el boom del petróleo en 1974. Como hemos mencionado los círculos mas poderosos fueron aquellos que mas cerca se movían de la familia imperial. Todos estos fueron los que llevaron a cabo importantes inversiones agrícolas e industriales, lo que supuso la base del desarrollo industrial del futuro Irán.


Jomeini Iman y la revolución

La revolución Islámica estuvo marcada sobretodo por el factor religioso, puesto que el clero fue realmente el triunfador de dicho cambio en el país. Havy Aqa Ruhollah, al que todos conocían como Jomeini cumplió un papel determinante en el cambio socio-político de la revolución.

Jomeini nació en 1902 en la provincia de Jumain. Fue criado y educado mediante la disciplina religiosa en Araq y Qom. Su gran trabajo y esfuerzo le llevaron a ser profesor de ética y filosofía islámica. Como hemos visto antes, el descontento social se fue acelerando mientras la burguesía avanzaba en sus planes económicos. El sha Mohamed Reza Pahlevi trataba de modernizar la monarquía y acelerar la industrialización para sus fines económicos. Lo que provocó el enfado masivo de toda la comunidad clerical, les suponía a estos una amenaza a sus intereses financieros, educativos y sociales. Jomeini siempre fue fiel a estos pensamientos de oposición a los intereses del régimen, lo que le fue dando aires para ir creciendo dentro de la escena clerical de Irán. Fue en 1960 cuando Jomeini reclamo al poder iraní su derecho a dirigir la función del control de ejecutivo, basando su petición en el legado de la constitución iraní de 1906. En los siguientes años se iniciaron las reformas agrarias, dentro de la revolución blanca del sha. En las elecciones locales de 1962 se produjeron varias protestas e incidentes, donde quedo patente la disconformidad con las reformas. El año siguiente siguió con mas de lo mismo en las elecciones legislativas. El papel del ayatollah Jomeini dentro de dichas protestas le hicieron seguir creciendo aun más como icono de la resistencia. La reforma agraria tenia una razón importante por la que ir en su contra, ya que el clero se jugaba que dicha ley afectase a los bienes del clero. Sus contactos teólogos en Qom se posicionaron a su favor, entre otros los importantes dirigentes ayatollah Beheshti y Motahhari, los que terminarían por formar el partido de la republica islámica. Esto trajo consigo en un principio una gran popularidad para Jomeini dentro de la facción opositora y no tardo mucho en hacerse líder del movimiento. Fue detenido por las autoridades y las manifestaciones en su favor se reprimieron duramente. Pero fue en 1964 tras realizar unas declaraciones en contra de la ocupación militar estadounidense y sus privilegios en territorio Iraní lo que le llevaron al exilio. Turquía, Irak y Paris fueron sus destinos.

Su etapa fuera de Irán hizo crecer su figura dentro de la revolución que se estaba preparando. Pero lo mas importante fue que varios grupos que no estaban de su parte vieran la importancia del clero dentro de la movilización ciudadana y política del país. Merinero Martín en su libro sobre la republica de Irán nos dice que existen varias teorías en las que se habla de una posible ambigüedad en la conducta de Jomeini. Las cuales, sin lugar a duda y viéndolo desde la perspectiva de la actualidad, podemos entender con mayor claridad. El problema del clero con el estado fue a raíz de los problemas directos que trajo las medidas adoptadas por el Sha, las cuales incidían directamente en su jerarquía.  La reforma agraria afectaba también a la iglesia, esta medida les podría hacer perder muchos de los bienes que tenían bajo su poder y la supresión de las rentas les haría perder parte de sus ingresos económicos, afectando directamente a los lugares de enseñanza teológica.

Tras quince años en el exilio volvió para jugar su papel de dirigente triunfante de la revolución islámica en febrero de 1979. Fecha que cambiaria el desarrollo del país

 

Revolución En Irán 1953-1979

            Tras las primeras elecciones a mediados del siglo XX en Irán, Mohammad Mosaddeq, presidente elegido democráticamente, tiene que abandonar el país. La causa de su expulsión fue el intento de nacionalizar el petróleo, algo que evidentemente no sentó nada bien a los países que tanto dinero pretendían conseguir con el negocio, Estados Unidos y Gran Bretaña. El sha Mohammada Reza Pahlavi gobernaba a su antojo con el apoyo de sus aliados occidentales y comenzó la industrialización del país. Las medidas adoptadas estaban basadas en los compromisos con las potencias occidentales. La revolución blanca se baso en las rentas petrolíferas a Estados Unidos. Esto supuso una occidentalización del país y en varios aspectos la mejora de vida. La alfabetización creció junto con el papel de la mujer.

Pero esta mejora de vida, apenas tuvo su parte buena, puesto que pronto comenzaron a darse cuenta del sin sentido de dichas reformas. Los únicos que se beneficiaban eran los burgueses, mientras otra pequeña parte cada vez era mas pobre. Las quejas surgidas a raíz de aquello fueron repelidas con fuerza por el estado explotador, lo que hizo que el descontento de la población iraní fuera en aumento. Momento que aprovecharía el clero islamista, como hemos visto previamente, para jugar su papel determinante dentro de la revolución. El clero, gran opositor de la explotación occidental en tierras Iranís se une al resto de los grupos que también se oponían a la tiranía.

Las ideologías predominantes

Como ya hemos visto, la religión jugó un papel determinante dentro de un mismo escenario donde resistían junto con otros grupos y sectores de la sociedad, a todos los unió la idea de un Irán libre sin la presencia de occidente, especialmente Estados Unidos. El Sha tenia varios partidos que apoyaban su monarquía y luego estaban el resto de los grupos divididos en diferentes ideas políticas, pero todas en contra del régimen y sus medidas. Los nacionalistas, con varios intelectuales apoyándoles, cuya experiencia estaba basada en la revolución de Mossadec. Su política era la de un islam moderado y su figura mas importante fue Mahdi Bazargán. El Marxismo era otra de las alternativas que sobre todo los jóvenes surgidos tras la modernización del país con el régimen. Estos formaron una gran fuerza opositora al Sha buscando en las ideas soviéticas una ideología que buscase el anti-colonialismo de las potencias occidentales. Los últimos fueron las corrientes islámicas que junto con el clero más radical promovían la movilización.

El proceso de descolonización que se había iniciado a mediados del siglo XX en Asia, América Latina y África no dejó indiferente a la población Iraní. Los movimientos anti-coloniales y anti-imperialistas se sucedieron arropándose en las ideas revolucionarias de Fidel Castro y Ernesto Che Guevara sobretodo. Los intelectuales jugaron un papel muy importante haciendo críticas a la política económica que estaba llevando el país. Todo esto despertó una gran movilización de las personas que rápidamente se organizaron en ligas agrarias, sindicatos de clase, coordinadores de barrios… Los estudiantes sobretodo desean formar parte de la transformación de su país. El feminismo también participo con pensadoras ilustres como Siome de Beauvoire o Betty FriedMan que se alzaron en la lucha contra el capitalismo. Estos movimientos surgieron todos en la misma época en diferentes puntos del globo y todas tuvieron un gran peso en el desarrollo de sus países. El ascenso de la izquierda política como Allende en 1970, los hippies mantuvieron una idea firme frente a la sociedad consumista, los movimientos afroamericanos en Estados Unidos… formaron todos parte de un grito de cambio en la sociedad.

La organización de acción directa contra el régimen pronto comenzó a organizarse también con ideas de justicia, soberanía nacional y progreso. Estos movimientos creían en la lucha armada para acabar con el régimen en el país. La Organización de Guerrilleros Fedayines del Pueblo Iraní (OGFPI) baso su ideología en el marxismo-maoísmo. Hizo su aparición un 9 de febrero de 1971 donde les salió todo bastante torcido y fallecieron muchos de los que lo intentaron. Trece guerrillas dirigidas por el ingeniero Hamid Asraf intentaron asaltar a las fuerzas de seguridad que se localizaban en Siahkal. A pesar del fracaso, todo ello supuso el primer paso para lo que desencadenaría la resistencia armada siendo blanco del asunto principalmente la política y los representantes diplomáticos de sus grandes enemigos Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel. La cantidad de muertes dentro de estos grupos se calcula que podría llegar al medio millar. Muchos fueron los que aplaudieron la valentía de sus actos, pero no tuvieron suerte de conseguir tanto como se habían propuesto y pronto se replantearían el uso de la resistencia armada.

El mencionado antes Mahdi Bazargan junto con el ayatolá Mahmud Taleqani eran los iconos del Movimiento de Liberación de Irán, de ideología liberal musulmana. Estos fueron la raíz que dio fruto después a los Muyahidines del Pueblo (MKI) los que serian la fuerza armada más importante en la lucha contra el Sha. Nacieron en 1964 y entre sus filas tenían cientos de estudiantes tanto del instituto, como universitarios, muchos de los que formarían el bloque intelectual de la revolución. Alí Shariat fue uno de los personajes mas queridos de este movimiento, llego a comparar al iman Hosein con el Che Guevara, negro la legitimidad de la institución clerical en el chiismo a la cual consideró una invención y un fraude. A pesar de ser islamistas, veían con buenos ojos las ideologías mas de izquierda como el marxismo u otros movimientos comprometidos surgidos en la época. Su fin era buscar la modernización del Islam y eso les llevo a ir contra el clero, buscando el renacimiento de su cultura y religión. Se convirtieron en los referentes del MKI.

El clero también tenía mucho que perder y comenzaron a expandir sus ideas de forma regular enviando a lugares menos poblados y remotos del país enviando a los clérigos de menor rango. Crecieron muy rápidamente al mismo ritmo que empezaba la construcción de escuelas, hospitales, universidades y mezquitas.

La mujer, como antes hemos mencionado, también tuvo su presencia en la revolución. Fueron muy activas en todas las manifestaciones que recorrieron diferentes puntos del país defendiendo tanto la resistencia compartida con los demás grupos como sus propios derechos y reivindicaciones políticas. Tal fue el numero que tomo parte en este movimiento feminista que en 1971 se abrió la primera cárcel exclusivamente para las reclusas políticas en Teherán.

Los años 70

            la sociedad civil descubre que lo religioso también puede ser político y la teología de liberación se reinventó y le dio un aire fresco a los templos. La juventud, cada vez más interesada en formar parte de este cambio, comienzan a utilizar los hábitos religiosos fuera de los recintos. Estos universitarios musulmanes tendrán una visión próxima al marxismo, abrumados por el poder capitalista. Cada vez eran más los que abrazaban estos ideales, comunes en los frentes de liberación nacional, los movimientos de los indigenistas y anticolonialistas. Coincidió todo en el boom ya mencionado antes que se dio a lo largo de todo el planeta, donde la izquierda y el marxismo serán la cabeza.

Los chiitas se dedicaron a redactar y a debatir contra el régimen del Sha, utilizando para ello un vocabulario que hablaba de teología de liberación. Sin embargo, el clero, en ningún caso hablo de defender las libertades políticas y sociales de la población. Su discurso estaba más bien basado en que el rey no compartía su poder con ellos. Mientras tanto la ciudadanía utilizaba discursos parecidos, pero acercándose mas al problema de la clase social. El ayatolá Morteza Motahari, gran amigo de Jomeini, accede al cargo de presidente del Consejo del Clero, creado en la clandestinidad. Tendrá un papel importante en los acontecimientos que desembocaran en la revolución. Denuncio la dependencia del país respecto al papel que desentrañaban las potencias extranjeras, lo que provocó la decadencia del Irán. El chiismo estuvo respaldado por el Sha, como intento de contener la crecida del marxismo. Fue el paso donde se demostró que Irán e Islam eran compatibles. El ayatolá Hosein Alí Montezeri también cumplió un papel importante como líder de la utópica democracia islámica.

El Sha logró hacer grandes negocios con estados unidos en cuanto a la energía nuclear con Estados Unidos. Gracias a estos avances el secretario de Estado Henry Kissinger firma con Irán el Memorandum 292 con el titulo de cooperación nuclear EEUU-Irán. El gobierno americano estaba por la labor de cooperar con Irán para construir instalaciones para el enriquecimiento del Uranio. Un año mas tarde, El presidente Gerald Ford firmara un acuerdo con el Sha Pahlavi para provisionarles herramientas capaces de extraer el plutonio del combustible del reactor nuclear. Los acuerdos nucleares también llegaran a Francia, donde el Reza Pahlavi presta 1.000 millones de dólares a la comisión francesa de Energía Atómica para construir una planta francesa capaz de producir un cuarto de todo el uranio enriquecido del mundo. En el año 1977 les entregaran otros 180 millones de dólares por futuros servicios. Lo que el gobierno iraní pretendía era romper su dependencia frente a los proveedores extranjeros.

El Sha quería consolidar a su alrededor a la burguesía media y alta que antes hemos mencionado, donde pretendía crear a su alrededor un circulo que le ayudare a dirigir lo que el llamaba Revolución Blanca. El poder que habría creado el monarca no le hacia dudar sobre sus posibilidades como tirano eficaz, lo que le llevo a jugar sus propias bazas en la guerra que estallo en octubre de 1972 entre árabes e Israelís. Suministraron petróleo a Egipto y Siria para ocupar el territorio árabe donde Israel estaba. Donde acabaría con una crisis petrolífera, tras las decisiones adoptadas por los países Islamistas, de occidente por el apoyo de EEUU a Israel. Tras lo ocurrido el gobierno americano decide volcarse en Irán y le fue fácil convencer al Sha de que acabaría ganando mucho dinero. Estados Unidos había impuesto en este momento, el sistema monetario internacional basado en el patrón dólar.

En un solo año Irán cuadriplicó sus ingresos anuales, lo que le llevo a Reza Pahlavi a pensar que debía tener el ejercito mas grande del mundo y para ello compro armas oxidadas a EEUU. Su primer paso era no tener rival alguno en Oriente Medio.

La tensión en la sociedad de Irán fue aumentando poco a poco. En mayo de 1971 los trabajadores y trabajadoras de la fábrica textil Yahan Chit se pusieron en huelga revindicando un aumento salarial, el Sha no tardo en hacer que se silenciaran reprimiéndolos duramente. Pronto muchos empleados del sector industrial les seguirían en sus protestas. La SAVAK infiltro infinidad de agentes en fabricas para imponer el terror. Tales hechos afectaron también a estudiantes universitarios e intelectuales que condenaron lo ocurrido, los presos políticos se contaban en miles.

Pronto la prensa europea empezó a centrarse en Irán y en sus derechos. La SAVAK había metido en la cárcel en 19 años a más de 300.000 personas, lo que evidentemente resultaba alarmante. Al Sha no le hizo mucha gracia la noticia, puesto que se tomo una dura venganza. Lanzo en sus periódicos la noticia de que varios opositores al régimen pretendían secuestrar al príncipe, heredero del Sha. La SAVAK se puso en marcha y busco fantasmas donde no los hay. En busca de castigos ejemplares capturaron a Khoswow Golsorkhi. El Sha decidió televisar el acontecimiento para lavarse de cara a los muchos países que le venían denunciando sus actos. La prensa de medio mundo continuó y Estados Unidos, con el nuevo presidente Jimmy Carter a la cabeza, decide tomar ciertas medidas en cuanto a Irán. La necesidad de mayor tranquilidad en Oriente Medio les hará pedir Reza Pahlavi que tome ciertas medidas, para no descontrolar el país. Sacrifico el ministro de economía para ganar tiempo de cara a su imagen. El monarca no había calculado demasiado bien lo que hacia y cada vez la avalancha de criticas a su régimen era mas amplia. Fue para el un golpe muy duro cuando la mañana de 1977 llegó la noticia del asesinato del hijo mayor del exiliado Jomeini. La SAVAK lo envenenó y sacó a la luz la noticia de que la muerte se debía a un ataque cardiaco. La cuenta atrás de la huida del sha estaba en marcha.

Camino hacia la expulsión del sha

            Cuando la noticia de la muerte de Mostafa Jomeini salió a luz los estudiantes iraníes residentes en Washington convocaron una concentración masiva en contra del régimen del tirano monarca. El activismo de todos los iraníes en el extranjero comenzara convirtiéndose en un grupo muy popular de cara a la opinión publica mundial.

Cada enfrentamiento en el que eran asesinadas decenas de personas, eran aun mas lo que se levantaban clamando justicia. Todos los centros universitarios, institutos, escuelas, de trabajo… se llenarían de gente dispuesta a buscar un cambio en su país, a falta de partidos políticos y sindicatos que estaban prohibidos. Las actividades religiosas no estaban prohibidas, ya que lo vinculado al islam estaba permitido. En 1977 se calcula que unos 8000 clerigos se habían convertido en grandes lideres de la resistencia. El nombre de Jomeini empezó a coger fuerza tras lo ocurrido, estando este en el exilio. Un articulo suyo publicado en un periódico con muchos años de antigüedad en Irán provocara que sus palabras sean respaldadas en la manifestación que comenzó en Qom el 9 de enero y acabaran por extenderse por todo el país. La imagen de ayatola Jomeini comienza a aparecer en diferentes manifestaciones junto con varios de los asesinados por el régimen. El Sha sabe que el tiempo se le esta agotando y que necesita agarrarse a cualquier cosa para seguir aguantando. Cambio el jefe de la SAVAK y busco un acercamiento a la gente prometiendo unas elecciones libres en menos de 10 meses. Al día siguiente del anuncio impuso un gobierno militar bajo el general Gholam Reza Azhari con el objetivo de hacer cumplir la ley marcial que se había decretado.

La oleada de violencia que cada vez era mas intensa llego asta lo que se conoció como viernes negro. Aquel día paso a la historia por ser una fecha clave dentro de la revolución. Los opositores del régimen y varios periodistas que habían viajado a Irán para cubrir la información, cuentan que cientos de personas perdieron la vida bajo las balas de los tanques y helicópteros intentando aplastar cualquier alto de alzamiento. En su mayoría eran mujeres acompañadas de niños pequeños. Todo el mundo se hizo eco de lo ocurrido y marco una ruptura absoluta entre la ciudadanía y el estado. Todo el país se unió en huelga por lo ocurrido, parando el país completamente e impidiendo la explotación de los 5,4 barriles por día.

Después de lo ocurrido, la mejor idea que se le ocurrió a Reza Pahlavi fue presionar a Saddam Husein para que expulsara de Irán al ayatola Jomeini donde lo acogieron en Francia. Durante los meses que estuvo en Francia se reunió regularmente con periodistas que concedió infinidad de entrevistas, tanto para la prensa como para la televisión. Se fue creando un proyecto político a su alrededor y fue el 27 de Septiembre de 1979 cuando lo presento. Hablo de otorgar la libertad y la independencia a los propios ciudadanos Iranís, hablo del pueblo también recogiendo mucha ideología de la izquierda que tenia en mente un futuro esperanzador para el país. Pero a pesar de tanta palabrería no fue así como llevo el país y muchos son los que a día de hoy tras pruebas que con lentitud van apareciendo, los que piensan que se cambio la traducción de sus palabras. Son varios los relacionados con Jomeini los que admiten su papel en esta alteración.

En diciembre volvieron las manifestaciones durante las celebraciones de Tasua y Ashura. El país vuelve a levantarse, pacíficamente, para pedir la desaparición de la monarquía y la vuelta de Jomeini. Era el momento, Washington ya le estaba buscando la forma de salir del país. El 29 de diciembre coloco en el poder a Shapur Bakhtiyar, miembro del Frente Nacional, este aceptó el cargo a cambio de que el Sha abandonara el país. Duro 37 días su gobierno, pero fueron suficientes para librar a todos los presos políticos, quitar la censura periodística, convocar elecciones para decidir el futuro de la familia Pahlavi, abolir la ley marcial y ordenar la disolución de la SAVAK.  Pero las promesas no cautivaron a nadie, lo que hizo que las revueltas que se produjeron, sin haber desaparecido aun la ley marcial lo que permitió que la violencia utilizada por las fuerzas represoras fuera mayor.

La mayoría de los partidos políticos, para estas fechas ya tenían pensado cual iba a ser la candidatura que apoyarían, la del ayatolá Jomeini, evidentemente con ciertos matices. El ayatola por su parte y desde París, aseguro que respetaría las libertades políticas, incluyendo la del partido comunista y los conseguidos por la mujer. El Sha abandonó el país el día 16 de enero, donde decía que era para unas vacaciones y para su tratamiento medico, evidentemente nunca volvió. Dos días más tarde, EEUU se pone en contacto con Jomeini donde deciden mostrarle su apoyo, siempre y cuando se comprometa a impedir la influencia de los comunistas y de la Unión Soviética en el país, repitiendo de esta manera la misma jugada que en Paquistán o Afganistán. Jomeini regresó como el gran triunfante de la revolución islámica de Irán de 1979.

Conclusiones

            Desde el punto de vista de hoy en día, cuando hemos podido conseguir información que se iba publicando según iban avanzando los análisis que se han hecho sobre la revolución en Irán, es fácil conocer toda la manipulación que las potencias exteriores han realizado en dicho país. Realmente todo proceso esconde detrás una gran complejidad y esta revolución no iba a ser menos. Mientras millones de iranís buscaban un cambio real en su sociedad, lo único que buscaban los países occidentales, donde la gran cabeza visible era los Estados Unidos de América, era una transformación que les pudiera seguir ayudando a sus propios beneficios. De esa manera, cuando el Sha les resulto inútil, puesto que el mismo tiró su reputación por la borda, lo único que les intereso era cambiar el líder al que apoyarían, Jomeini fue el elegido. Apoyaron al ayatolá, con varias condiciones, como la de evitar la propagación de la izquierda, influenciada por la Unión Soviética, siempre por sus propios intereses. Esto ha producido en los años posteriores una gran transformación de la sociedad, donde el clero ha tenido un papel muy importante.

Las relaciones entre Irán y Estados Unidos a día de hoy son muy tensas, el programa nuclear iraní no es del agrado de los tiranos americanos, que piensan que solo ellos deben de tener el control sobre los demás. Varios atentados recientes sobre científicos nucleares iraníes, han hecho saltar las alarmas de una posible guerra que podría librarse entre los dos países en un futuro no muy lejano. Lo que si esta claro, es que la revolución islámica y la actitud manipuladora de Estados Unidos, han marcado lo acontecido en los años posteriores en oriente medio, donde han campado a sus anchas con el único fin de beneficiarse ellos cueste lo que cueste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s